Boletin nº 2, Pestalozzi, Febrero 1990

EDUCACION: ¿CONDICIONAMIENTO O MADURACION?

Hemos llegado a la conclusion que preparar ambientes adecuados para niños y adultos es una tarea urgente, un desafio importante de nuestro tiempo y digno de nuestra atencion. Al hablar de ambientes favorables para las personas incluimos implicitamente todo lo que nos rodea, ya que hay una interdependencia estrecha entre todo lo que existe. Po esta razon nuestra responsabilidad es siempre hacia la Tierra con todo lo que hay en ella, lo natural y lo social.

Al referirnos a la educacion nos topamos entonces con toda la problematica humana, personal y su relacion con todo lo vivo. Es precisamente en los problemas personales donde nos enfrentamos mas inmediatamente con un cuestionamiento clave. ¿Es posible encontrar soluciones reales y duraderas acercandose al problema con tecnicas de condicionamiento? En nuestra sociedad el progreso y la posibilidad de salir adelante son generalmente concebidos como resultados de programas de toda clase. Asi tambien los padres de familia y profesores guardan un profundo respeto por los programas educativos como vehiculos del exito. Se refuerzan mutuamente para que los programas se cumplan paso por paso, materia por materia. Para lograr este objetivo se usan las mas variadas tecnicas: se estimula, se advierte, se orienta, se conduce y se controla; se hacen comparaciones y competiciones, se aplican premios y castigos. Detras de todos estos esfuerzos esta la conviccion que el otro (sea niño o adulto) debe seguir los lineamientos de lo que ya se sabe, debe asimilar las ideas vigentes y los cada vez mas vastos conocimientos a un ritmo prescrito y en porciones pre-establecidas.

En realidad -viendolo a corto plazo- estas tecnicas logran ciertos resultados -si no siempre positivos, por lo menos medibles. El niño humano puede ser condicionado con mucho mas exito que los animales. Si un animal nos impresiona con sus piruetas y gracias, cuanto mas un ser humano con su inteligencia superior, cuando se le entrena bien¡

Para cuestionar las tecnicas y metas del condicionamiento humano (y del mundo en general) es necesario un cambio de paradigma como lo habiamos visto antes al hablar de la no-directividad. Solo asi veremos que en realidad hay otra manera de percibir la vida; nos acercaremos a comprender el significado de los procesos de maduracion y podremos sustituir la idea del progreso con el concepto del desarrollo.

El desarrollo es parte de la maduracion. No se deja condicionar desde fuera. Mas bien es un proceso natural e inevitable cuando un organismo vivo interactua espontaneamente con un ambiente que satisface sus necesidades. El mismo cosmos, de acuerdo a la astronomia moderna, ha tenido un desarrollo observable y del mismo principio participa toda la vida en nuestro planeta. Cuando ya dejamos de condicionar a los niños interfiriendo continuamente en su modo natural de vivir como niños, ellos tambien se conectan automaticamente con este principio vital del desarrollo espontaneo y armonico.

Los procesos de maduracion permiten que los organismos incluyan en su repertorio vital los logros de las generaciones anteriores, pero lo hacen respetando siempre equilibrios internos y externos. Son siempre procesos lentos, porque se encargan de reestructurar lo anterior, conectando cuidadosamente cada nuevo logro con todos los sistemas vivos. Y dentro de todas estas consideraciones complejas, los procesos de maduracion abren siempre las posibilidades para interacciones y soluciones nuevas, sensibles a cualquier cambio en el ambiente y a nuevas exigencias de la vida.

Tanto en plantas y animales, como tambien en los humanos, se observa que los esfuerzos de acelerar los procesos de maduracion llevan finalmente a un fenomeno de Early ripe, early rot (maduracion prematura, podredumbre temprana) -fenomenos de decaimiento causados por desequilibrios internos y externos.

En los humanos los procesos de maduracion aspiran a la comprension de los problemas para contribuir a su solucion. La verdadera comprension se retracta siempre de las tecnicas de condicionamiento. Asi podemos por ejemplo enseñar a los niños las tablas de multiplicacion para que las sepan de memoria y las apliquen en casos determinados. Pero solo por multiples experiencias concretas, juegos espontaneos y el uso de materiales estructurados variados se dara la maduracion de las estructuras organicas que permiten la comprension de la multiplicacion, pero una vez memorizado cualquier contenido se hace mucho mas dificil su comprension oportuna.

El desarrollo intelectual se da en forma natural cuando un niño ha sido respetado en su necesidad basica de sentirse querido y su necesidad de interaccion autonoma con el mundo. Solo asi siente una verdadera seguridad emocional y fluyen los procesos de maduracion a traves de lso años de desarrollo.

Los metodos de condicionamiento juegan con esta interrelacion manteniendo y reforzando depèndencias. Cuando nosotros comprendemos a fondo que la capacidad de razonar es un proceso biologico que resulta espontaneamente en un ambiente de amor y libertad de interaccion, podremos resistir la presion que viene de toda la sociedad alrededor de nosotros para que aceleremos el desarrollo de nuestros hijos; la presion de estimularles si quiera un poquito para que se igualen con los niños condicionados tecnicamente.

En los siguientes boletines veremos mas puntualmente cuales son los procesos internos, neurologicos y psicologicos del condicionamiento y de la maduracion y cuales son las consecuencias de ambos a largo plazo.

Rebeca Wild

4 comentarios:

Ness dijo...

Que interesante el artículo!!

Ya voté a tu peque en el concurso! Es preciosa!

mimbre dijo...

Hola Ariadna..
Paso a saludarte y desearte.
Feliz San Valentin¡¡¡
Osvaldo

Mistress dijo...

El día 24 de Febrero sale a la venta el nuevo libro escrito por Lucía Etxebarria y el educador Goyo Bustos titulado "El Club de las malas madres". Es un libro ameno en el que se cuentan las experiencias como profesor y como madre. Desde un punto de vista original y un enfoque diferente al de los libros sobre la paternidad y de psicología infantil. No os lo podéis perder.

SoL LuNaR dijo...

:)